InDeX.es
   
 
 

Rituales Nochevieja: Las uvas

La tradición de tomar las doce uvas, también llamadas las uvas de la suerte, el 31 de diciembre a media noche se remonta tan solo a principios de nuestro siglo, sobre el año 1909.

La implantación de esta costumbre, que por cierto es exclusiva de nuestro país, no se debe a motivos religiosos o culturales, sino más bien a meros intereses económicos.

En la Nochevieja de 1909, los cosecheros, en un esfuerzo desesperado de imaginación, consiguieron desembarazarse del excedente de aquella temporada inventando el rito de tomar las uvas de la suerte en la última noche del año.

Dice la gente que comerse las doce uvas a medida que van sonando las campanadas de medianoche es una manera de empezar el nuevo año con buena suerte.

  Origen de las doce uvas de navidad


Uno de las tradiciones navideñas más populares es la de comer la noche de año nuevo doce uvas a las doce de la noche, si es posible una por campanada y pedir un deseo distinto en cada bocado.

La tradición española de tomar las doce uvas se remonta tan sólo a principios del siglo pasado. La implantación de esta costumbre no se debe a motivos religiosos o culturales, sino más bien a meros intereses económicos.

En la Nochevieja de 1909, unos viticultores catalanes, que habían tenido ese año una excelente cosecha, necesitaban desprenderse de un gran excedente de uvas y, en un esfuerzo desesperado de imaginación, consiguieron venderlas inventando el rito de tomar las uvas de la suerte en la última noche del año.

Los que practican una costumbre parecida son los portugueses, quienes toman en Nochevieja doce uvas pasas. Los franceses, por su parte, descorchan con las campanadas de medianoche la tradicional botella de champagne. Los italianos comen un buen plato de lentejas para llamar a la prosperidad en el año nuevo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes varias: Vino Kupel

 

 

Subpáginas
Subtemas